Generalitat de Catalunya
Medición y control de vibraciones

Esta técnica se basa en el registro del movimiento del suelo en superficie producido por fuentes antrópicas, como por ejemplo voladuras, tráfico, colocación de palplanchas, etc. Las vibraciones producidas por estas fuentes se caracterizan por su elevada amplitud y su alto contenido frecuencial. A causa de estas características las vibraciones no se pueden registrar con sismómetros convencionales y, por tanto, necesitan de una instrumentación específica.

Metodología

Se analizan los registros del movimiento del suelo para comprobar si el pico y la frecuencia de las vibraciones sísmicas producidas por las voladuras, tráfico, etc. cumplen el umbral que se ha establecido para la zona de estudio. La normativa que se utiliza habitualmente es la UNE 22.381. En esta normativa se definen tres umbrales diferentes en función de la tipología constructiva y el uso de los edificios afectados por las vibraciones: naves industriales, edificios de viviendas y estructuras de valor arquitectónico.

Ejemplo de medición y control de vibraciones producidas por una voladura.
Izquierda: registro temporal de las tres componentes del movimento del suelo (azul: longitudinal, verde: vertical, rojo: transversal)
Derecha: comparación entre los picos de velocidad y el criterio de prevención UNE 22381

Aplicaciones
Las aplicaciones de la medida de vibraciones se extienden básicamente en los campos de la ingeniería civil y la minería, pero también se pueden utilizar en el ámbito del medio ambiente. El Instituto Cartográfico y Geológico de Cataluña utiliza esta técnica para el control de vibraciones producidas por voladuras (canteras y obra pública). También se ha utilizado esta técnica en zonas urbanas para el control de vibraciones producidas por el tráfico, metro, ferrocarril, etc.

Equipos de mesura de vibraciones instalados durante el control de una voladura