Generalitat de Catalunya
El Mapa geológico de Cataluña: los Geotrabajos

Tal y como aparece en el preámbulo de la Ley 19/2005, de 27 de diciembre del Instituto Geológico de Cataluña, el Mapa geológico de Cataluña se configura como un instrumento fundamental para el ejercicio de las funciones que esta misma Ley encarga al Instituto: el estudio, el asesoramiento a las administraciones públicas y a la sociedad en general, la investigación y la información sobre el suelo, que constituyen una herramienta indispensable para promover las diversas políticas y actuaciones, tanto públicas como privadas, que tienen el eje operativo en el suelo, y también para establecer las medidas preventivas o correctoras necesarias en situaciones de riesgo geológico.

En sentido estricto, un mapa geológico es un documento cartográfico que utliza un mapa topográfico como soporte a la información geológica, edafológica u otra información de temática geológica (geotemática) en el que se representan gráficamente la constitución física del suelo y el subsuelo, muchas de las propiedades de los materiales que los forman, su comportamiento y dinámica o los recursos que contiene. En un sentido general, se puede decir que un mapa geológico es un conjunto de conjuntos de información geológica, edafológica o geotemática que se representan sobre un soporte cartográfico de tipo topográfico.

Tal y como dispone el Decreto de desarrollo parcial de la Ley del Instituto Geológico de Cataluña, de 3 de noviembre de 2009, el objetivo del Mapa geológico de Cataluña es proporcionar a las diferentes administraciones y a los ciudadanos documentos cartográficos, edafológicos y, en general, geotemáticos completos y formalmente homogéneos, que sean adecuados para dar soporte al planeamiento territorial y urbanístico, a la ejecución de obras de las administraciones públicas, a la prevención y, en general, la gestión de los riesgos, así como al resto de actividades que necesiten información geológica, edafológica o, en general, geotemática. El Mapa geológico de Cataluña se realiza a las escalas propias de la planificación territorial y urbanística, y también a cualquier otra escala que sea necesaria.

geotreballs

Cada uno de estos documentos, o serie cartográfica, representa una "capa de información" y el conjunto de estas seis capas de información es el Mapa geológico de Cataluña. El sistema que utilitza el Instituto Geológico para su realización es el que se denomina "Geotrabajos".
Todos los documentes o series cartográficas que se presentan a escala 1:25.000 abarcan la superficie completa de Cataluña (31.895,3 km2), dividida en 304 hojas, mientras que el Mapa geológico de las zonas urbanas 1:5.000 incluye los núcleos de los municipios de más de 10.000 habitantes y todas las capitales de comarca.

La información geológica, edafológica y geotemática es obtenida y elaborada por el Instituto Geológico, con la colaboración de otros entes de la Administración de la Generalitat y de la Administración local.

Las bases topográficas de soporte de la información geotemática son, para las series a escala 1:25.000, el Mapa topográfico de Cataluña 1:25.000 del Instituto Cartográfico de Cataluña, con su corte cartográfico en 304 hojas y para la serie a escala 1:5.000, el Mapa topográfico de Cataluña 1:5.000 del Instituto Cartográfico de Cataluña. Las hojas son documentos autoconsistentes, que contienen toda la información necesaria para su correcta lectura e interpretación. Los elementes geológicos representados en una hoja tienen continuidad cartográfica en sus hojas vecinas.

La publicación de las series cartográficas se realiza en coedición con el Instituto Cartográfico de Cataluña y con otras agencias y departamentos de la Generalitat (Agencia Catalana del Agua en el Geotrabajo V: Mapa hidrogeológico; y Departamento de Agricultura, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Natural, en el Geotrabajo IV: Mapa de suelos).

La utilidad de las hojas que integran estos mapas y series cartográficas es proporcionar una visión de conjunto del medio geológico y de las dinámicas que tienen lugar, un marco necesario que facilita la planificación de los estudios y las actuaciones concretas de detalle que se deben realizar a la escala de proyecto.

Disponer de un mapa geológico, edafológico o geotemático de alcance general, a las escalas de 1:25.000 y 1:5.000 o más pequeñas, no exime en ningún caso de realizar los estudios y los anáisis de detalle y de alcance local necesarios para la ejecución de obras de edificación, obras públicas, para la exploración y la explotación de los recursos geológicos y edafológicos y para la prevención de los riesgos geológicos a escala de municipio. En este sentido, se debe tener en consideración lo que dispone la Ley de urbanismo (Decreto legislativo 1/2005, de 26 de julio, por el cual se aprueba el Texto refundido de la Ley de urbanismo) y el Decreto que la desarrolla (Decreto 305/2006, de 18 de julio, por el que se aprueba el Reglamento de la Ley de urbanismo).